c3po.jpg?hash=78e9db1082058fff8ae94afc55d36776
Cambia tu forma de dormir y mejora tu postura

¿Sabías que la posición que adquieres al dormir influye en tu descanso y postura corporal? 

Usualmente le restamos importancia a nuestra forma de dormir y solamente nos fijamos en las horas de sueño, cayendo en un gran error. 

El colchón, nuestra postura, respiración y hasta nuestra pijama intervienen en nuestro descanso, lo que en pocas palabras modifican nuestro rendimiento diario y nuestra salud a largo plazo.

Dormir mal puede vincularse con ciertas enfermedades gástricas, cardiovasculares, Alzheimer, obesidad, ansiedad, dolores musculares, entre otras. 

Algunas de las enfermedades que se asocian con un mal descanso, pueden solucionarse con solamente con la postura que tenemos al dormir. 

Entonces ¿Cuál es la mejor postura para dormir? 

Varios expertos han estudiado el tema y coinciden en que dormir de lado y sobre todo sobre el lado izquierdo es la postura más adecuada para el descanso. Así  puedes aliviar el reflujo gástrico, los ronquidos y el dolor lumbar. 

Y ¿Cuál es la postura menos recomendada? 

Dormir boca abajo es la postura que menos se recomienda, ya que estamos forzando a nuestro cuerpo a tener una presión innecesaria sobre la zona cervical y puede provocar un estrés en los músculos, tendones, nervios y huesos al ser una postura poco natural para nuestro cuerpo. 

En contraparte, dormir boca arriba ¡nos puede ayudar mucho! Esto ayuda a reducir la acidez estomacal y relajar cada músculo de la espalda, pero cuidado: si lo hacemos con una almohada incorrecta puede favorecer los ronquidos.

Debemos tener en cuenta que todos los cuerpos son diferentes y tienen necesidades particulares, entonces: 

  • Si quieres dormir boca arriba, te recomendamos colocar una almohada extra debajo de las extremidades, contribuyendo a una mejor circulación. 

  • Si quieres dormir de lado, lo mejor es usar una almohada entre las rodillas y otra tras la espalda, así ayudarás al cuerpo a tener un apoyo. 

Otras claves para descansar mejor: 

  1. No te acuestes con el estómago muy lleno o después de una cena condimentada. Esto puede incrementar los reflujos nocturnos. 

  2. Intenta mantener una temperatura adecuada en tu cama.

  3. Evita que lo último que vean tus ojos antes de descansar sean los elementos electrónicos, permítele a tus ojos hacer el cambio de luz y descansar.

Recuerda que un sueño reparador nos ayuda en nuestra salud física y emocional. 

¿En qué posición duermes tú?  Si necesitas un mejor descanso, en Júbilo te ayudamos. Comienza aquí: Habla con nosotros 

Para estar al tanto de nuestro contenido síguenos en redes como @colchonesjubilo en Instagram y Facebook.

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Le informamos de que en Colchones Júbilo, usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de Cookies